Camino de Sefarad

Camino de Sefarad
 

El Camino de Sefarad es el itinerario cultural que pone en valor la importante historia de la comunidad hebrea en las ciudades de Tortosa, Morella y Alcañiz, con un destacado legado cultural, aunque con menor resto de los numerosos vestigios materiales que existieron.

Se trata de una ruta que nos conduce a un viaje en el tiempo, a la época de la buena convivencia entre las poblaciones cristianas, musulmanas y judías y, también, hasta el final de la comunidad sefardita y su expulsión por parte del Rey Fernando el Católico.

Camino de Sefarad por Tortosa, Alcañiz y Morella

Durante el periodo de la Alta Edad Media la comunidad judía se fue instalando en las ciudades de Tortosa, Alcañiz y Morella, entre otras poblaciones, aunque estas tres fueron las más destacadas de la zona. El barrio judío, conocido como judería, call o aljama se situó en el centro de estas ciudades a cambio del pago de un censo anual. Su formación estaba bien definida en forma de entramado de callejuelas estrechas y portales que daban paso a extramuros. Se trataba de una comunidad bien estructurada, con ordenanzas y privilegios.

Las noticias documentales que se conservan entre los siglos X y XI, si bien son escasas, ofrecen pocas dudas de que ya en ese momento los judíos formaban un colectivo reconocido y organizado, que poseía propiedades, tierras, huertos y casas en toda la zona.


Lugares destacados:

Sefarad Tortosa:

·         Museo Catedralicio : lápida única con un epitafio trilingüe (hebreo, latín y griego) de una joven hebrea (siglo VI);

·         Call Jueu, situado en el barrio de Remolins, una de las juderías más antiguas de España.

·         Lápida hebrea en un lienzo de la muralla, en la Plaza de Sant Joan.

·         Disputa de Tortosa, famosas sesiones (1412-1414) convocada por el papa Luna, y participadas por el judeo converso de Alcañiz, Jerónimo de Santa Fe,  celebradas en la sala capitular de la catedral, hoy conocida como Aula Mayor.

·         Personajes ilustres como el poeta y gramático Menahem ben Saruq y el poeta Salomón Bonafed.

·         Plano del barrio judío. http://www.tortosaturisme.cat/archivos/arc_97es.pdf

Sefarad Morella:

·         Barrio de la antigua Aljama de Morella, de la que resta el Callejón de Fortea.

·         Privilegios especiales del rey Jaume I concedido a la Judería de Morella (exención total de impuestos el primer año, y un gravamen no muy elevado de 20 sueldos por cabeza en los cuatro siguientes).

·         Jacob Xixó, judío de Morella que tenía la función de almojarife, recaudador de las rentas reales.
 

Sefarad Alcañiz:

·         Restos de una de las sinagogas en la actual Ermita de la Encarnación, junto a la Val de los Judíos (topónimo actual).

·         Barrio del Pueyo, localización de la antigua Aljama de Alcañiz, creada el 1304 con 30 familias huidas de Francia, generando una floreciente comunidad judía situada en el centro histórico, con portales de acceso.

·         Documentación de la existencia de dos sinagogas en la ciudad de Alcañiz, una extramuros y más antigua y la otra en el centro histórico, previamente habitado por familias judías.

·         Personajes ilustres y reconocido oradores, el rabí Astruch Haleví  y Jerónimo de Santa Fe protagonizaron que la famosa disputa teológica de Tortosa.
 

Rutas por las Juderías

Ruta por la Judería de Tortosa


La Jueva de Tortosa.     http://lajuevadetortosa.com/

Os acompañará por el barrio judío de Tortosa, a través del canto, el gesto y la palabra, para daros a conocer y sentir el pasado de la comunidad judía en Tortosa inmersa en el personaje de Blanca, la Judía de Tortosa. Blanca se refugia en el canto para adentrarse una vez más por las calles que la vieron crecer. Visita guiada a través de la interpretación y el canto.

Nota: Una ruta turística por el Call de Tortosa cuenta con una buena señalización informativa en sus hitos más relevantes, como el emplazamiento de la antigua sinagoga, la escuela talmúdica o el horno, donde se elaboraba el pan sin levadura de los hebreos.

 

Ruta por la Judería de Alcañiz

Alcañiz cuenta con uno de los barrios judíos o aljamas más influyentes en Aragón y probablemente albergó dos sinagogas, una a extramuros, con gran influencia hasta la expulsión sefardí en la época tardo-medieval.

La judería importante de Alcañiz se sitúo en el actual barrio de Santiago, entorno a las calles Trinidad, Panfranco y callizo Trinquete, a la falda del imponente castillo de los Calatravos. Aquí se localizó la sinagoga de mayor tamaño de Alcañiz, cuya fundación data del año 1364 y estaba ricamente ornamentada y "llena de panes de oro".

La judería tenía una gran angostura en sus calles y falta de luz natural, tal como se constata por un pleito ante la apertura de una ventana frente a otra vivienda situada en un estrecho callejón. El 1412 Fernando I permitió a los oficiales judíos de la aljama de Alcañiz cerrar con puertas y custodiar la judería.

La disolución de la aljama de Alcañiz tuvo lugar el año 1414, tras la conversión al cristianismo de gran número de judíos en distintas localidades de Aragón.

Jerónimo de Santa Fe, protagonista de la judería de Alcañiz. Alcañizano de adopción, afamado médico y rabino, fue uno de los artífices de la Disputa de Tortosa (1413-1415) y de sus consecuencias en las conversiones de judíos al cristianismo. Llegó en su infancia a Alcañiz, con sus padres por la gran importancia y calidad docente de las escuelas judaicas de esta ciudad.

 

Ruta por la Judería de Morella

La Judería de Morella constituyó un enclave bastante homogéneo formado por las actuales calles de la Marquesa, Fuente del Sol y Don Blasco, al norte; San Nicolás, al sur; la Cuesta de San Juan, al este y la Cuesta del Palau al oeste. El eje de la antigua Judería de Morella sería el Callejón de Fortea, estrecho vial que une las principales calles de la villa medieval de Morella.

Una ruta por la antigua judería de Morella aún nos permite contemplar una serie de calles sinuosas, empinadas y con casas solariegas porticadas. Es una ruta por el esplendoroso pasado medieval de Morella, llena de obradores, tejedores y vida alrededor de las murallas almenadas, puertas y torreones que aún rodean toda la ciudad.