Ruta de los Últimos Cataros

Ruta de los Últimos Cataros
 

ACUEDUCTO MEDIEVAL, MORELLA

A comienzos del siglo XIV todavía quedaría un pequeño grupo de cátaros, conocidos como Bons Homes en las tierras del Ebro y del Maestrazgo. Uno de ellos, Guillem Belibaste, acabaría pasando a la historia como uno de los últimos perfectos  y el otro, el pastor Pere Mauri, quizás como el último cátaro.

Ahora proponemos una ruta turística que recuerda el singular y fascinante itinerario histórico y cultural que realizaron la última comunidad de cataros en la antigua Corona de Aragón y muy especialmente en las comarcas del Bajo Ebro y el Maestrazgo histórico.

 


Una ruta por el último reducto cátaro

Una ruta enmarcada hace 700 años, bajo la gran convulsión del misticismo cátaro y su feroz persecución por la Iglesia Católica, condenándoles a ser herejes, que provocó el refugio cátaro en pequeñas poblaciones.

BANNER DE LA RUTA

La ruta tiene como principal figura a 2 personajes cátaros muy destacados, Guillem de Belibaste, considerado el Último Perfecto y Pere Mauri, pastor cátaro que vivió el fin del catarismo y que recorrió con detalle un territorio que abarca entre Morella, Tortosa y Alcañiz, donde los cátaros siguieron practicando su religión, aunque de una manera discreta, con sus costumbres y ritos reducidos a la existencia de sus comunidades en las poblaciones de esta zona, donde llegaron a ejercer una gran influencia sociocultural.

Es precisamente en los territorios del antiguo Reino de Aragón, en las comarcas catalanas, aragonesas y valencianas relacionadas con el río Ebro en su curso inferior, recientemente conquistadas al poder musulmán y controlada por los caballeros templarios, donde los últimos cataros tuvieron su último refugio y dejaron grabadas gran parte de su legado.

Perseguidos fuertemente por la Inquisición y abandonados por los nobles occitanos, los cátaros se redujeron a pequeñas comunidades en poblaciones rurales pero con cierta actividad económica y comercial. Tortosa, Sant Mateo; Beceite, Alcañiz, Horta de Sant Joan y Tortosa son los mejores ejemplos.

PLAÇA DELS TARASCONS, MORELLA

PASSEIG DEL CÀTAR BELIBASTE,  SANT MATEU

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El catarismo nació y vivió por unos valores que no fueron comprendidos ni compartidos por los poderes de la época. Pero formaron parte de una civilización y de una historia que no debe olvidarse ni repudiarse sino comprender y apreciar.

 

PORTAL DEL ROMEU, TORTOSA

PASADIZOS MEDIEVALES, ALCAÑIZ

 

 

 

 

 

 

 

Testimonios en piedras y estelas

Los cátaros dejaron un gran número de testimonios sobre su existencia en piedras, obeliscos, estelas, peirones, ermitas, etc. Una de las más destacadas fueron las estelas discoidales que representaban los valores celestiales y terrenales. Algunas cruces se asemejan a las del Temple; en otras se observa una mano abierta, símbolo ritual o la representación del número cinco, vital en el catarismo.

En la ruta propuesta podremos descubrir y conocer mucho de este legado.

CRUCES CÁTARAS, FOSAS MEDIEVALES, FUENTESPALDA

Lugares de la Ruta de los Últimos Cátaros

  • · Morella: Plaça dels Tarascons; Callejuelas de traza medieval; Acueducto de Santa Llucia.
  • · Sant Mateo: Paseo del cátaro Belibaste en las murallas de Montesa; Callejón de los Judíos; Iglesia arciprestal y fossar medieval.
  • · Torre de Arcas: Ermita de Bernardo de Clavaral, con un grabado de una mano dirigido al altar mayor.
  • · Fuentespalda: Fossal vell, con estelas discoidales cátaras.
  • · Beceite: Portal de Sant Gregori; calle Vilaclosa.
  • · Valderrobres: Sillar con cruz cátara en un muro cercano al castillo medieval; fosar medieval con estelas càtaras en el calvario; Ermita de la Magdalena, en una balma.
  • · Alcañiz: Castillo de los Calatravos; torre campanario gótica; pasadizos medievales.
  • · Horta Sant Joan: Santuario dels Angels.
  • · Cretas: Estelas del cementerio del Arrabal.
  • · Tortosa: Castillo de la Suda; Convent de Santa Clara; Llotja medieval.