Rutas de Leyenda

Rutas de Leyenda
 

La Ruta de los 3 Reyes abarcaun territorio que ha sabido conservar su autenticidad, con su cultura popular, sus fiestas tradicionales y sus propias leyendas ancestrales, convirtiendo todo ello en una ruta de atractivo interés turístico. 

Descubrir las rutas de leyenda de los 3 Reyes significa conocer los valores más ancestrales y sorprendentes de este vasto territorio: tierra de leyendas, de mitos, de creencias populares arraigadas desde tiempo y de todo tipo de historias singulares y fantásticas, cargando el acento en lo sobrenatural o en lo místico,que impregna a cada lugar un contenido mágico.

Algunas de estas leyendas tienen origen pagano y sus raíces se remontan a tiempos inmemoriales en los que el hombre, en comunión con la naturaleza, festejaba sus ciclos y se practicaban todo tipo de ritos. Otras son basadas en episodios históricos que pasaron a convertirse en leyenda y  otras son tradiciones con un sentimiento religioso que se han ido adaptando a los diferentes momentos hasta la actualidad.
 

El Tossal dels Tres Reis

En las proximidades de Fredes, a 1356 m. de altitud, se sitúa un lugar muy singular que guarda una curiosa leyenda y que es punto de confluencia de los territorios de Valencia, Aragón y Cataluña.

Al principio de los tiempos, antes de la memoria escrita, los maravillosos bosques de Els Ports eran posesiones preciadas para los poderosos señores que gobernaban aquellos lares. Dice la leyenda que los mandatarios de las tres regiones colindantes se reunían en la cima del Tossal para discutir sus cuestiones alrededor de una mesa en  posición de poder ya que cada uno de ellos se encontraba en sus dominios…

Ahora cientos de años después el lugar, lleno de historia y tradiciones, sigue siendo punto de encuentro y a la vez de separación entre tres comunidades autónomas Aragón, Cataluña y Valencia. Hoy no encontraremos en su cima ningún rey, pero sí un vértice geodésico que une a las tres comunidades y un extraordinario mirador natural que abarca los territorios vecinos de la Tinença de Benifassà, el Matarraña y Els Ports convertido en el símbolo de la Ruta de los Tres  Reyes/ Reis.

 

Rogativa de Vallibona

La Rogativa de Vallibona ancestral romería que se celebra ininterrumpidamente, desde hace ya siete siglos y cada siete años, desde época medieval. Se trata de una fiesta tradicional única, muy arraigada socialmente y muy importante por su dimensión histórica y su gran participación popular.

Por el año 1430 la peste negra que llevaba más de un siglo diezmando la población de toda Europa, comenzaba a remitir. La epidemia originada en Asia en 1347 había llegado al puerto de Génova transmitida por ratas infectadas y bajo diversas formas de infección englobadas en el término “peste negra” se había convertido en una terrible pandemia. Las montañas de Els Ports  a pesar de su aislamiento y de su vida sana y natural no se escaparon de sus garras. En Vallibona, siete muchachos supervivientes de la peste tras la muerte de la mayoría de sus convecinos, decidieron ir a otro pueblo de la sierra Peñarroya de Tastavins en busca de siete mujeres para repoblar su municipio..

Hoy en día vale la pena andar el sendero que siguieron los osados jóvenes, el camino de la Rogativa que forma parte de  la Ruta de los 3 Reyes por un paisaje de extraordinaria belleza, donde encontramos antiguas masías, agrestes barrancos, verdes prados, miradores naturales y poblaciones llenas de encanto como Coratxà. Y antes de llegar a Peñarroya ante las espectaculares Rocas de Masmut podemos imaginar la ansiedad de los jóvenes de Vallibona ¿Conseguirían su objetivo?

Al llegar a Peñarroya hay que preguntar por el final de la leyenda y visitar la ermita de la Virgen de la Fuente llena de misticismo y belleza.
 

La leyenda de la Orden del Hacha

La Orden del "Atxa" fue una orden militar femenina creada por el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV el año 1150. De hecho es la primera Orden Femenina de la que se tiene constancia histórica. Esta orden fue fundada para honrar a las mujeres combatientes del sitio de Tortosa frente a los musulmanes.

Erase por el año 1149 en la ciudad de Tortosa. El Conde Berenguer y sus aliados tras la reconquista de  la ciudad habían seguido su avance en pos de la cruzada contra los infieles. Desde la fortaleza de la Zuda, la reducida guarnición de soldados que ha quedado a su cuidado,  divisan el avance por el Ebro de una flota musulmana…La ayuda solicitada meses antes por los defensores sarracenos de la ciudad  llegaba ahora y la ciudad estaba desprotegida….Los soldados parlamentan, toman decisiones, las ejecutaran al alba…Pero antes llega la noche y da tiempo para que pasen muchas cosas… La Leyenda es hermosa, muy hermosa, con todos los ingredientes que caracterizan los arquetipos más antiguos del imaginario colectivo; el valor de los guerreros, el amor marital y filial, la astucia y decisión de las mujeres… unos ingredientes que llevaron a la huida musulmana y a una victoria inesperada.

Pero para revivir la leyenda en plenitud os recomendamos hacerlo por las callejuelas que bajan del Castillo de la Zuda o bajo el Arco del Portal del Romeu, y entonces comprenderéis porque muchas tortosinas  siguen luciendo con orgullo la insignia del hacha en recuerdo a la divisaentregada a sus antepasadas por el conde Berenguer; un hacha de gules (en heráldica rojo intenso) puesta en pal (vertical) sobre una especie de esclavinao capa corta.

 

El conflicto de las moscas y el Papa Luna

El Cisma de Occidente, también conocido como Gran Cisma de Occidente  o Cisma de Aviñón, es un período de la historia de la Iglesia católica en que varias personas (hasta tres) se disputaron la autoridad pontificia. Uno de estos prelados nombrados papas a la vez fue Benedicto XIII, el Papa Luna.

Cuentan las crónicas de la época que en 1414 para intentar solucionar el Cisma se celebraron las llamadas Negociaciones de Morella donde se reunieron el rey Fernando de Antequera (Fernando I de Aragón), Fray Sant Vicente Ferrer y el Papa Benedicto XIII (Pedro Martínez de Luna) también conocido como el Papa Luna. Aquella reunión fue organizada para convencerle a Benedicto XIII de que renunciara su título papal. El 18 de Julio de 1414 Pedro de Luna hizo su entrada en Morella, a requerimiento del rey que se encontraba allí desde unos días antes. El Papa Benedicto XIII «entró a lomos de una mula y fue llevado bajo palio portado por el rey Fernando y otros caballeros a la Iglesia Arciprestal...»

Durante su estancia en Morella, el Papa Benedicto XIII llegó un día al Convento de San Francisco para comer y atended lo que pasó: «...El refectorio se hallaba en 1414 en el mismo lugar. Era fama entre los religiosos, que un día, al tiempo de comer en él el Papa Luna, maldijo las moscas que le molestaban, y desde entonces no se vio una en aquel salón. Esta tradición ha llegado hasta nosotros, y los religiosos dicen, que jamás vieron tales insectos en el comedor...»

Según otro testimonio “Cuando nosotros llegamos a Morella por la primera vez aquel día inesperadamente lluvioso y vinimos al claustro del Convento de San Francisco para escondernos del fuerte viento, éramos los únicos visitantes. Se nos aproximó el señor que guardaba la entrada, que unía el claustro con el sendero hacia el castillo, y al vernos temblar del frío, para animarnos un poco, nos contó aquella leyenda, pero según su versión «Las moscas quedaron tan asustadas de aquella maldición del Papa Luna que después de aquel día no se atrevieron a aparecer nunca jamás en todo el espacio del Convent de Sant Francesc.»

Aquel que no crea en talles hechos tiene una excusa maravillosa para visitar las ruinas del Convento de Sant Francesc, su maravilloso claustro gótico y contemplar la inquietante pintura de la danza de la muerte.

 

La leyenda de la Fuente Lupina

A orillas del Guadalope, palabra que significa río de lobos, "wád al-lupus", Alcañiz, desde los tiempos más remotos fué tierra de lobos. Nombres, leyendas, historias y tradiciones así nos lo confirman. Una de ellas es la leyenda de la fuente de los 72 caños en la glorieta.

Se cuenta en Alcañiz, que XI siglos a de C. una intensa y pertinaz sequía amenazaba con arrasar los campos de toda la zona. Los pobladores temiendo lo peor, organizaron una marcha en busca de algún nuevo manantial que pudiera salvarles de morir deshidratados. No habían caminado ni cuatro kilómetros fuera del pueblo cuando vieron a una loba empapada de agua.

Los participantes en la peregrinación decidieron seguir al animal, que les condujo a una  abundante fuente que sería conocida, durante años, como la Fuente Lupina en honor a la loba que la había encontrado. Siglos más tarde, la Fuente llamada de Santa Lucía por la  proximidad al convento dominico del mismo nombre, adquirió gran fama por sus propiedades medicinales; y ya a finales del siglo XIX es cuando comenzó a lucir su aspecto actual, con sus 72 caños rebosantes de agua, en Los Jardines de la Glorieta

Ahora el visitante no encontrará lobos excepto en algunos topónimos como en el  "cantón de la loba", que transcurre por la margen derecha del río, desde el azud hasta la alameda de Egea o podrá contemplar la Estela de "El Palao", poblado ibérico en el término de Alcañiz, que representa a un guerrero caído mientras es devorado por los buitres. Otro guerrero observa desde su montura, y un lobo, animal que expresa el valor del guerrero, aparece en la escena.